Ningún argumento pude ayudar

NAVA-VRNDAVANA, ČRNOMELJ, SLOVENIA EL 10 DE JUNIO DEL 2000.


nāyam ātmā pravacanena labhyo

na medhayā na bahunā śrutena

yam evaiṣa vṛṇute tena labhyas

tasyaiṣa ātmā vivṛṇute tanūṁ svām

— Muṇḍaka Upaniṣad 3.2.3


Esta atma no puede ser comprendida a través del argumento, ningún argumento puede ayudar. Los argumentos no tienen fin. Una persona dice "sí", y otra dice "no". Una persona dice "no" y otra dice "sí". Siempre hay contraste. Siempre habrá peleas sin fin – tarko ’pratiṣṭhaḥ – la lógica no tiene fin. No somos capaces de comprender a Paramātmā a través de la lógica: na medhayā. Aunque tenemos intelecto, no podemos entenderlo a través de él. ¿Puede un erudito lingüista o uno que tiene conocimiento tanto de las filosofías orientales y occidentales entenderlo? ¡No!

Entonces ¿quién puede entender? Aquel que se rinde. Uno que confía en su mente y esfuerzos mentales, conocimiento empírico y aproximación ascendente no es capaz de entender. Uno puede entender a Dios solo a través de Sus bendiciones. Una aproximación es el camino ascendente y otra es el camino que desciende – ārohavāda and avarohavāda. Si yo me rindo a Él, Él me bendecirá y a través de Sus bendiciones puedo entender. ¡No hay otra manera!

Es como que estamos en un pozo. Supón que desafortunadamente caes en un pozo. ¿Cómo puedes salir? Debe haber una ayuda de afuera. Alguien debe darte una cuerda o una escalera y ayudarte. Puedes usar esa escalera para subir y salir. O la persona de afuera te puede lanzar una cuerda. Debes atar esa cuerda a tu cintura o manos y entonces él te levantará. Puedes salir con la ayuda de la persona de afuera, pero no puedes escapar por tus propios esfuerzos.

Puedes luchar para escalar hasta cierto punto, pero luego caerás. Si la ayuda viene de afuera puedes definitivamente tomar ventaja y salir. Ambas cosas son necesarias - uno debe recibir ayuda y también aceptarla - recibir y aceptar. Tienes que recibir esta verdad explicada en nuestras escrituras reveladas.

tad viddhi praṇipātena paripraśnena sevayā

upadekṣyanti te jñānaṁ jñāninas tattva-darśinaḥ

Tienes que rendirte a tu maestro espiritual; entonces tus dudas serán despejadas. ¿Por qué le preguntas a él? Es solo para servir; no debes hacer preguntas solo por buscar un argumento. Si sirves, satisfaces y complaces al guru, él puede ayudar respondiendo cualquier pregunta. El maestro espiritual te ayudará y te bendecirá. A través de su bendición – yasya prasādād bhagavat prasādo – puedes entender y seguir sus explicaciones.

Si nos rendimos a alguien que conoce el tattva y los temas espirituales perfectamente bien, él nos explicará cómo practicar, despejar nuestras dudas y proseguir en el camino. Mahājano yena gataḥ sa panthāḥ. Él te dirá: “Esto no es mi descubrimiento; este es el camino que mis predecesores han seguido. Si tú también lo sigues, serás feliz.”

Extracto de "The Heart of Gurudeva"

17 views

© 2017 International Krishna Chaitanya Mission