Bali Maharaj

Bali Maharaj era el emperador y amo de los tres mundos. Bhagavān Kṛṣṇa, en la forma del enano Vāmana, fue al lugar donde Bali estaba realizando yajña. Cuando apareció allí, Bali Cakravartī dijo: “Me alegro mucho de verte; es muy bueno que estés aquí. Definitivamente entiendo que Tú has venido aquí a pedir algo. Puedes pedir lo que quieras - ¡lo que sea! Puedes tener mi reino, riqueza, tierra, una hermosa muchacha o cualquier otra cosa. Soy el amo de los tres mundos; si quieres los tres mundos, te los daré." Vāmana respondió: “No, no estoy ansioso por tener los tres mundos. Estaré satisfecho con tres pies de tu tierra, medido por Mis pies ”. Bali dijo: “¿Cómo puedes pedir eso? Hablas como un viejo hombre inteligente, pero ahora parece que no estás considerando tu futuro. ¿Qué harás con esa pequeña cantidad de tierra en la que ni siquiera puedes caminar? ¿Qué comerás?" Vāmana respondió: “Quiero exactamente lo que he dicho: yad– ṛcchayopapannena santuṣṭo (Śrīmad-Bhāgavatam 8.19.24). no soy codicioso. No estoy ansioso por tu propiedad. Seré feliz con eso". Entonces Bali Cakravartī tuvo que hacer un voto o saṅkalpa, tuvo que vertir agua en la mano de Vāmana.

En ese momento, su maestro espiritual Śukrācārya llegó y dijo a Bali, "No hagas el saṅkalpa y no le des lo que Él quiere. Yo sé que Él es Viṣṇu. Él quiere destruir tu imperio. No quedará ni una pulgada de tierra para que te pares. Si Le das toda tu riqueza a Viṣṇu, ¿qué vas a comer? ¿Cómo puedes sobrevivir? Tu eres mi discípulo; Yo soy tu gurú. Ājñā gurūṇāṁ hy avicāraṇīyā - cualquier cosa que el guru diga, debes seguir, y si no lo haces, sufrirás, irás al infierno." Bali Cakravartī respondió: “Señor, si Él es el Señor, entonces Él es omnipotente y no puedo pelear con Él. Aunque pueda luchar Él vencerá. No puedo ganar. De todos modos, le he prometido que todo lo que Él quiera se lo voy a dar, y ahora no me puedo negar ". "Entonces sufrirás", dijo el gurú, que luego se fue. Cuando a Vāmana se le dio el agua, se volvió muy, muy grande. Él atravesó toda la Tierra con un paso, y todo el éter y el aire con Su segundo paso. Luego dijo: “Bali, me prometiste tres pasos de tierra, pero solo pudiste dar dos. ¿Dónde debo poner el último paso? " Bali respondió: "Ponlo en mi cabeza". Eso muestra la concepción de "yo" y "mío": ahaṅkāra y mamakāra. Todo el mundo tiene eso. El Señor dijo: “Los tres mundos son Míos. He tomado tus tres mundos. La verdad es que me he llevado todas tus pertenencias, así que no puedes decir: "Esto es mío, puedes tenerlo". Me he llevado todo, incluyendo tus súbditos, familia y palacio. ¿Dónde pondré otro paso? Si no lo das, sufrirás". Bali respondió: “Sí, lo daré; ponlo en mi cabeza. " El Señor puso Su pie sobre su cabeza e inmediatamente pidió a Garuḍa que atara a Bali con una cuerda.


Todos los miembros de la familia de Bali Cakravartī dijeron: "¡Oh, brāhmāṇa! has venido como un pequeño enano, y ahora te has expandido a través de los tres mundos. De todos modos, nuestro señor Bali te dio tres pasos de tierra, entonces, ¿por qué lo has atado? No es etiqueta que Tú lo ates con una cuerda. Si no hubiera cumplido con su palabra, entonces lo podrías atar, pero lo hizo. Entonces, ¿por qué deberías atarlo? Prahlāda, el abuelo de Bali, también vino allí y dijo: "Bali, ¿por qué estas atado? Aunque has dado tres pasos de tierra y satisfecho al Señor, has sido atado. ¿Sabes por qué? Es por el ego que posees de "Soy el amo de los tres mundos; Voy a dar los tres mundos; los tres mundos me pertenecen ". Te jactaste así, así que ahora estás atado. Todas las personas piensan: "Esto me pertenece; eso me pertenece; este parque me pertenece; este cielo me pertenece; este país me pertenece; esa tierra me pertenece; todo me pertenece. Yo soy el señor de todo lo que examino. Todo lo que veo, siempre que lo vea, es mío ". Pero no, no es tuyo! Solo por ignorancia dices: 'Todo es mío, y puedo dártelo ". No puedes dar caridad al Señor porque todo Le pertenece. Él es el amo de estos mundos y tú eres Su siervo. Entonces, ¿cómo puedes elogiarte a ti mismo de que "yo soy el amo de los tres mundos? Estás atado porque expresaste tu opinión así, y ahora tienes que sufrir ".

El Señor Vāmana alabó las palabras de Prahlāda y le dijo a Bali: "Como tú has rendido tu mismo ser, te daré Sutala-loka, donde tú puede disfrutar de la felicidad como rey ".

Bali se rindió al Señor. Le pidió al Señor que pusiera ese tercer paso sobre su cabeza. Eso es entregarse al Señor. Entonces el Señor se rindió a Bali. Él no podía retribuir su rendición. Dijo: “Seré el guardia de tu palacio. Todos los días Me verás en tu puerta. Yo estaré en tu sendero. Me quedaré allí como guardia ". Incluso ahora en Sutala-loka Bali Cakravartī es el rey, y Viṣṇu, como Vāmana, es el guardián de su puerta.

Srila BV Puri Maharaja, Slovenia, 1998.

8 views

© 2017 International Krishna Chaitanya Mission