El poder de la mente


La presión de la mente es sentida siempre por todos. Tu boca está cantando ‘Hare Kŗşņa’, pero la mente está yendo a todas partes. Es muy difícil traerla bajo control, porque es muy poderosa. A veces nos hace reír, llorar y enojarnos. Salir del cuerpo sutil es muy difícil. Esta mente se vuelve loca. El cuerpo burdo no se vuelve loco, la mente sí. A veces la gente, bajo la dirección de la mente, quiere cometer suicidio y matar el cuerpo. Esta es la naturaleza de la mente.

Estamos usando la ciencia material, como la televisión, el teléfono, el internet y las computadoras para aumentar nuestra capacidad artificialmente, pero estas habilidades ya existen en la mente. La mente tiene todo el poder y no necesita una conexión al sistema o poder magnético. Si tu mente está fija y controlada puedes tener poderes especiales – dūra-śravana, escuchar desde lejos; dūra-darśana, ver desde lejos. Al cerrar los ojos, puedes ver, y sin teléfono puedes oír. Puedes entender el pensamiento de la mente de otros. También puedes recordar tu pasado y tu futuro. Todas estas capacidades están en la mente. Las llamamos siddhis, poderes místicos.

Si la mente fuera clara, podríamos saber lo que está pasando en otros países y en otros planetas. La mente tiene este poder – aņimā, mahimā, iśitā, vaśitā, kāma, prākāmya. Con estos poderes, los Ŗşis podían desaparecer, entrar en otros cuerpos, expandir sus cuerpos; si querían algo podían meditar en ello y obtenerlo. Esta ciencia se ha perdido ahora. La ciencia material se ha hecho cargo.

Los yogīs no permiten que este cuerpo disfrute ningún placer sensual. Ellos hacen una āsana y fijan su mente. No comen o hacen mucho para mantener este cuerpo físico. Practican prāņāyāma – el trabajo con el aire en el cuerpo. Abren sus cakras. Practican kuņdalīnī, y abren el brahma-randhra, para hacer que el alma salga por ahí. Es un proceso muy difícil. Hoy en día, nadie es capaz de practicar esto.

Estos días vemos muchos centros de yoga, pero sólo son para hacer gimnasia – ejercicio del cuerpo. Están estirando y guardando silencio, calmando la mente, practicando la respiración. La gente está pagando para aprender cómo respirar. En realidad, no respiramos adecuadamente, de forma completa en nuestra vida material. Estamos comiendo y bebiendo más, y respirando menos.

Los Ŗşis desarrollaron el control de la mente y fijaron su mente en el amo de todos los yogas – Yogeśvara, el nombre de Kŗşņa.

En el Bhagavad-gītā está dicho,

yatra yogeśvarah kŗşņom yatra pārtho dhanur-dharah

tatra śrīr vijayo bhūtir dhruvā nītir matir mama

Dondequiera que esté Kŗşņa, el amo de todos los místicos, y dondequiera que esté Arjuna, el arquero supremo, también estará con seguridad la opulencia, la victoria, el poder y la moralidad. Esa es Mi opinión. (Bhagavad-gītā 18.78)

Y en el Bhāgavatam se ha dicho, yogeśvareśvara kŗşņe. En el momento del rāsa-līlā, Su nombre es Yogeśvareśvara. Mahādeva, los cuatro Kumāras, Nārada – ellos también son Yogeśvareśvara. Ellos tienen muchas perfecciones, como los semidioses. Si quieren, pueden manifestar muchas cosas – solo con el poder de su mente, por el poder místico.

Todo en este mundo material burdo viene del mundo sutil. Como la electricidad, que da energía para la luz, el sonido, el frío y el calor. La mente tiene todo poder. Cuando la mente medita en las diferentes formas del Señor Supremo, como la Superalma, se le llama dhyāna.

Después de dhyāna viene dhāraņā, luego siddhi y samādhi. Ellos realizan esto. Hoy la gente de kali-yuga no tienen la capacidad para esto. El cuerpo de kali-yuga no es apto para ello. En los yugas pasados, la gente vivía por cientos y miles de años. Entonces, la naturaleza era diferente, incluso el aire era diferente. En satya-yuga, el prāņa iba dentro del hueso, hasta la médula. Las hormigas se comían incluso la carne de algunos ŗşis de forma que sólo quedaba el esqueleto – no había sangre, nada – pero ellos seguían vivos.

Ahora en kali-yuga, nuestra respiración va directamente hacia el estómago, donde se almacena la comida. La gente en kali-yuga es débil, y no tienen fuerza, siempre necesitan algo para comer. Siempre están ocupados, inquietos, y no tienen capacidad para practicar estas cosas, y su vida es muy corta. La mente es inestable por muchos tipos de disfrute y gratificación de los sentidos. Así no es cómo se practica.


3 views

© 2017 International Krishna Chaitanya Mission