Analogías de Devotos

Updated: 4 days ago


DEVOTOS DEL SEÑOR, KARMIS, EL HIJO DEL REY Y LOS HUÉRFANOS (l:5:l9)

Un karmi, sufre el resultado de sus propias reacciones fruitivas, mientras que un devoto, es reformado por el castigo dirigido por el Propio Señor. Los sufrimientos de un huérfano y los sufrimientos del amado hijo de un rey, no son uno y el mismo. Un huérfano es realmente pobre, porque no tiene a nadie que lo cuide, mas el amado hijo de un hombre rico, aunque parezca estar al mismo nivel que el huérfano, está siempre bajo la vigilancia de su padre capaz.

EL DEVOTO Y EL HIJO DEL MAGNATE (2:6:6)

Las partes y porciones del Señor, están dotadas de poderes específicos para prestar servicio al Señor, así como los hijos de un magnate muy poderoso, están dotados de poderes específicos de administración. El hijo obediente del padre, nunca va en contra de la voluntad del padre, y así transcurre pacíficamente su vida, junto al jefe de la familia, el padre. Similarmente, dado que el Señor es el Padre, todos los seres vivientes deben cumplir completa y satisfactoriamente con la voluntad del Padre, como hijos fieles. Esta mentalidad, de inmediato traerá paz y prosperidad a la sociedad humana.

EL DEVOTO DEL SEÑOR Y EL HIJO DEL PADRE (4:2):31)

Es deber del hijo depender de su padre, sin requerir nada de él. El buen hijo comprende que el padre sabe cómo beneficiarlo mejor. Similarmente, un devoto puro no pide ningún beneficio material del Señor, ni pide ningún beneficio espiritual. El devoto puro, está completamente rendido a los pies de loto del Señor, y el Señor cuida de él, como se expresa en el Bhagavad-gita (l8:66): aham tvam sarva-papebhyo moksayisyami. El padre

conoce las necesidades del hijo y las satisface, y el Señor Supremo, conoce las necesidades de las entidades vivientes y las satisface ampliamente. Por lo tanto, el Isopanisad declara que todo en este mundo material está completo (purnam idam). La dificultad es que debido al olvido, las entidades vivientes crean demandas innecesarias y se enredan a sí mismas en actividades materiales. El resultado es que las actividades materiales no tienen fin, vida tras vida.

EL DEVOTO Y EL HOMBRE CASADO (3:5:47)

Los devotos derivan mayor placer trascendental mientras están continuamente ocupados en el servicio del Señor, que cuando no tienen dicha ocupación. En la asociación familiar del hombre y la mujer, ambos tienen mucho trabajo y responsabilidad, aún así, cuando están solos, extrañan sus actividades conjuntas.

EL DEVOTO Y EL TERNERO (4:9:l7)

El Señor es tan misericordioso, que no solo concede los deseos de un devoto que es llevado por la ignorancia y deseos de beneficio material, sino que incluso, da toda la protección a ese devoto, tal como una vaca da leche a un ternero recién nacido.

EL DEVOTO QUE SIRVE Y EL COCO SECO

Cuando un devoto olvida completamente su existencia física, debe comprenderse que está liberado. Ya no está más encerrado en el cuerpo. Se da el ejemplo de un coco cuando se seca completamente, la pulpa del coco dentro de la corteza del coco, se separa de la cáscara y la cobertura externa. Moviendo el coco, uno puede darse cuenta que la pulpa en su interior ya está desprendida. Asimismo, cuando uno está completamente absorto en el servicio devocional, se desconecta completamente de las dos coberturas materiales, los cuerpos burdo y sutil.

EL DEVOTO Y EL MILLONARIO (9:5:27)

Cuando uno anhela dinero y más dinero, no está satisfecho ni siquiera al ser millonario o multimillonario, sino que quiere ganar cada vez más dinero, por cualquier medio. La misma mentalidad está presente en el devoto. El devoto nunca está satisfecho pensando, “Este es el límite de mi servicio devocional”. Cuanto más se ocupa en el servicio del Señor, más servicio quiere hacer.

EL DEVOTO Y EL HIJO DEL HOMBRE RICO (9:4:64)

Aunque el Señor Supremo posee las seis opulencias a plenitud, El no experimenta bienaventuranza trascendental sin Sus devotos. En relación a esto, puede citarse el ejemplo de un hombre muy rico que no tiene hijos, por lo que no es feliz. Por cierto, en ocasiones un hombre rico, adopta un hijo para completar su felicidad. El devoto puro, conoce la ciencia de la bienaventuranza trascendental, por eso, siempre se ocupa en aumentar la felicidad trascendental del Señor.

EL DEVOTO Y LAS CRIAS DEL GATO (9:l3:l0)

Para un devoto no hay pena, placer o perfección material. Se podría argumentar que en el momento de la muerte el devoto también sufre, pues tiene que abandonar su cuerpo material. Cabe citar el ejemplo del gato que lleva un ratón en su boca y también lleva un gatito. Tanto el ratón como los gatitos, son transportados en la misma boca, pero la percepción del ratón, es diferente de la de los gatitos. Cuando un devoto abandona

su cuerpo (tyaktva deham), está listo para volver al hogar, de vuelta con Dios. Por lo tanto, su percepción es ciertamente diferente de la de la persona que es llevada a la fuerza por Yamaraja, para ser castigada.

LOS DEVOTOS Y LA CORTE DEL REY (TQK p.l5l)

Un rey protege a todos sus ciudadanos, pues ese es su deber, pero protege especialmente a su propio círculo de hombres. Esto no es algo antinatural. Si uno está directamente empleado en el servicio del Presidente, de surgir alguna dificultad, será especialmente protegido. Aunque el Presidente protege a todos los ciudadanos, aquéllos que están personalmente asociados con él, prestándole servicio, reciben una consideración especial. Eso no es en realidad una parcialidad. Eso es algo natural. Si un caballero ama a todos los niños, pero ama en especial a sus propios niños, nadie dirá, “Oh, porqué ama a sus propios niños más que a los demás?” No, es algo natural. Asimismo, Krsna dice en el Bhagavad-gita, samo 'ham sarva-bhutesu: “Yo soy igual para con todos”. Krsna, siendo Dios, ama a todos, porque todos son una parte Suya. No obstante, El cuida especialmente de Sus devotos.

EL DEVOTO Y EL AMA DE CASA (ESC P.22O)

Uno puede ocuparse en muchas actividades, pero en todos los casos, la mente individual debe siempre estar absorta en Krsna. Aunque un ama de casa está siempre ocupada trabajando en las tareas domésticas, ella siempre cuida de que su cabello esté bien peinado. Al margen de sus ocupaciones, ella nunca olvida arreglar su cabello de un modo atractivo. Asimismo, un devoto se ocupa en muchas actividades, mas nunca olvida la forma trascendental de Krsna. Este es el significado de la perfección.

EL DEVOTO Y EL ESCOLAR (ESC p.ll7)

Dado que no somos expertos en aproximarnos al Señor Supremo, debemos seguir los principios del bhakti-yoga, enunciados por los acaryas. Cuando un niño va a la escuela, tiene que seguir las reglas y regulaciones, mas después de un tiempo, se acostumbra a ellas, y no necesita que se las enseñen. En otras palabras, aprende automáticamente a ir a la escuela a una hora determinada, a tomar asiento y a estudiar bien. Asimismo, en

este movimiento de conciencia de Krsna, tenemos ciertas reglas y regulaciones. Debemos levantarnos temprano en la mañana para el mangala-arati, cantar dieciséis rondas de Hare Krsna diariamente. y ejecutar todas las funciones del bhakti-yoga. De esta forma, nos apegamos a prestar servicio a Krsna, y nos volvemos prácticos en esta ciencia. Cuando alcanzamos esta etapa, de inmediato nos autorealizamos.


6 views

© 2017 International Krishna Chaitanya Mission